Orinoterapia Para la Gastritis

Orinoterapia Para la GastritisEn este artículo te voy a mostrar cómo utilizar la orinoterapia para tratar la gastritis. 

La medicina natural no suele detenerse ante los frecuentes impedimentos y prejuicios que proceden de otras disciplinas más establecidas.

Por lo tanto, son más propensas a extender ideas erróneas sobre ciertas enfermedades.

Es más, son muchas las patologías declaradas incurables que sí que pueden ser solucionadas atendiendo a ciertas disciplinas naturales que se conocen desde la antigüedad.

El caso de la orinoterapia es una de ellas, y es que esta técnica lleva en uso varios milenios habiendo demostrado una alta eficacia para corregir problemas como los que causa por ejemplo la gastritis.

Presta atención, ya que aquí voy a mostrarte lo que puede hacer la orinoterapia por tus problemas digestivos.

¿En qué consiste la orinoterapia?

Quiero dejarte muy claro antes de centrarme en los efectos que tiene sobre la gastritis cuáles son las características de esta terapia natural.

La orinoterapia se basa en el consumo directo de la propia orina creada por el cuerpo.

La orina es un líquido que suele ser considerado como un producto que tiene que ser eliminado pero que puede ofrecer una serie de sustancias de lo más interesantes para curar ciertas enfermedades.

Tienes que pensar que la orina que elimina tu cuerpo es casi en su totalidad agua.

En torno al 95 % de este líquido se compone de esta sustancia, mientras que un pequeño porcentaje, en torno al 3 %, es urea.

El resto se divide en determinadas vitaminas y minerales que el cuerpo no ha podido asimilar y que se encuentran en un estado de alta concentración en el líquido.

Así, un tratamiento a base de orinoterapia puede ser efectivo para conseguir el equilibrio que el cuerpo ha perdido debido a una enfermedad tan lesiva como la gastritis.

Y es que son esas vitaminas y minerales disueltos en la orina los que pueden corregir efectivamente tu problema.

La orinoterapia lleva practicándose desde hace más de 5000 años en la India.

Culturas como la romana o la china han encontrado en los orines la solución a muchos problemas de salud creando una tradición bastante extensa que ha llegado hasta nuestra actual medicina.

Por ello, quiero que comprendas de una forma más cercana lo que este conocimiento ancestral puede darte si tu deseo no es otro que el de eliminar de una vez por todas la gastritis que está acabando con tu calidad de vida.

Orinoterapia y gastritis

Como ya te dije antes, el secreto de la orinoterapia se encuentra en las sustancias que están libres en la orina de cualquier persona.

Por lo que es en estas sustancias en las que reside el poder medicinal de este tratamiento para la gastritis de forma natural.

Algunas de las vitaminas presentes en la orina, esto depende en gran medida de la dieta que lleves, han demostrado tener una relación directa con la salud digestiva.

Por lo que se debe atender a ellas para comprender sus efectos curativos.

Sustancias como las vitaminas del grupo B pueden encontrarse diluidas de forma frecuente en la orina y resultan especialmente valiosas para conseguir los resultados esperados.

Los minerales presentes en la orina también son de gran interés.

Algunos de ellos no han podido ser asimilados por el cuerpo durante la digestión, por lo que pueden volver a ser introducidos con sencillez apostando por la orinoterapia.

En algunos casos, estos minerales presentan características que luchan contra la acidez del estómago eliminando uno de los problemas más graves de la gastritis.

Por lo que conseguirás sentirte mucho mejor en poco tiempo.

Por último, la orina contiene en todos los casos un pequeño porcentaje de urea.

Esta sustancia también puede funcionar como remedio para la gastritis al luchar de forma estable contra algunas de las bacterias que pueden ser la causa de tus dolencias digestivas.

Con todo, es más que interesante tener en cuenta la orina tal y como han hecho muchas culturas enfocadas en la medicina natural para obtener los resultados deseados.

El tratamiento según la orinoterapia

El tratamiento que propone la orinoterapia debe ser llevado a cabo de una forma exacta si se desean obtener los resultados esperados, por lo que quiero detenerme brevemente a explicarte este asunto.

No puedes empezar un tratamiento de este tipo bebiendo directamente orina, ya que tu organismo necesita un proceso de adaptación.

Por ello, mi consejo es que la primera semana consumas solamente un cuarto de vaso de orina diluida en agua para ir obteniendo algunos beneficios.

La segunda semana puedes aumentar la dosis consumiendo un par de vasos de la misma disolución a lo largo de toda la jornada.

En este momento es cuando comenzarás a notar alguna mejoría en tus problemas de gastritis, ya que tu cuerpo se habrá acostumbrado al nuevo tratamiento y empezará a aprovechar mejor sus beneficios.

Para terminar, a partir de la tercera semana ya se puede desarrollar el tratamiento de una forma completa introduciendo no más de cuatro dosis del preparado de orina con agua que antes te he indicado.

Detalles importantes

Lo primero que quiero que tengas presente es que debes consumir siempre tu propia orina.

En caso de no hacerlo, debes consultar con un especialista en la materia que te asesore y te guíe para crear un tratamiento de orinoterapia ajustado a tus necesidades.

Otra cosa que quiero que tengas muy presente es que la dieta sigue siendo fundamental cuando estés desarrollando un tratamiento de orinoterapia.

Incluso puede que sea mucho más importante que con otras prácticas naturales, ya que muchas de las sustancias que consumes en tus platos acaban en la orina.

Por ello, tienes que aumentar significativamente el consumo de verduras de hoja verde que, además, sean ricas en agua.

Por ejemplo, la lechuga es una gran alternativa, aunque también pueden servirte las espinacas o las coles.

La fruta es indispensable en este proceso, lo mismo que los cereales integrales.

En el lado contrario, procura eliminar por completo de tus comidas diarias los alimentos ricos en grasas o los que estén cocinados fritos o procesados industrialmente.

Estos preparados solo conseguirán dañar aún más tu delicado sistema digestivo impidiendo que la orinoterapia llegue a ser efectiva. 

Exitos!

María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *