¿El Perejil Sirve Para la Gastritis?

¿El Perejil Sirve Para la Gastritis?En este artículo te voy a mostrar las propiedades del perejil y te diré si sirve para combatir la gastritis. 

Hay alimentos que están alrededor de cualquiera en el día a día y que pasan completamente desapercibidos perdiendo la oportunidad de aprovechar todas sus propiedades nutricionales.

El caso del perejil es uno de los más importantes, y es que esta hierba que suele usarse a modo de condimento tiene unas características medicinales que la convierten en un remedio ideal para paliar numerosas enfermedades.

Como lo que a ti te preocupa es la gastritis, aquí voy a centrarme en atender a esas características que pueden resultar beneficiosas o perjudiciales dependiendo de tu caso.

Esto es algo que te ayudará a crear un tratamiento eficaz para tu enfermedad a partir de la dieta.

Propiedades del perejil

Lo primero que hay que tener en cuenta para decidir si el perejil puede ayudarte a curar tus problemas de gastritis es la cantidad de propiedades que se esconden en esta pequeña planta.

Esta hierba crece durante todo el año y en gran parte del mundo, motivo por el que resulta tan accesible y está tan extendido su uso en la cocina.

En gran medida, puede decirse que el perejil es agua, ya que casi el 90 % de su composición corresponde a este elemento.

Esto lo convierte en un alimento poco calórico y de fácil digestión, ya que se descompone con sencillez en el interior del cuerpo.

La presencia de la clorofila es también muy importante en el perejil.

Esta sustancia no deja de arrojar nuevas propiedades saludables para el organismo humano.

Por lo que debe estar presente en tu alimentación si buscas la forma correcta de sentirte mejor a niveles generales.

Otro de los motivos que hacen que el perejil sea un excelente condimento para tus platos es su riqueza en minerales.

En concreto, esta pequeña planta es rica en potasio, calcio, fósforo o magnesio, sustancias que son necesarias para tener una salud perfecta y un organismo preparado para luchar contra cualquier contratiempo.

Por último, la presencia de vitaminas del grupo B, esenciales para el aparato digestivo, y de vitamina C convierten al perejil en un alimento de lo más completo.

¿Es el perejil bueno para la gastritis?

Conociendo las anteriores propiedades nutricionales del perejil no deberías tener ninguna duda sobre la pregunta que te ha traído hasta aquí.

El perejil sí es bueno para los casos en los que la gastritis está comprometiendo tu salud digestiva, aunque tampoco está de más que te explique la forma que tiene esta planta de solucionar tus problemas de salud.

Como ya te dije antes, el perejil es una hierba de fácil digestión que libera sus propiedades medicinales rápidamente en el interior de tu organismo.

Por lo que no tienes que preocuparte por la dificultad que tendrá tu cuerpo para aprovecharse de todos sus beneficios una vez que empieces a consumirlo.

Que el perejil mantenga una gran riqueza de minerales es algo a lo que tienes que prestar atención de forma decidida.

Especialmente a la alta concentración de potasio que te ofrece esta pequeña planta, y es que este mineral actúa como un eficiente antiácido natural que eliminará la acidez estomacal, una de las principales causas de aparición de la gastritis.

De igual forma, el resto de elementos presentes en el perejil como, por ejemplo, el magnesio, también resultan adecuados para un tratamiento que quiera combatir de forma eficaz la gastritis.

Su composición a niveles generales determina que el perejil es un tónico estomacal de primera que favorece la digestión incluso de los alimentos más complejos.

Esto es una gran noticia para ti, ya que puedes acompañar muchos de tus platos con un poco de perejil para hacerlos más sencillos de digerir.

Por lo tanto, no provocarán ningún problema relacionado con la gastritis.

Platos con perejil para la gastritis

Como te decía, el perejil es un condimento ideal con el que poder disfrutar de una mejor alimentación sin tener que sufrir las consecuencias de platos que resultan ligeramente pesados.

Lo que quiero hacer aquí es darte algunos consejos para combinar el perejil con otros alimentos haciendo que sus propiedades te resulten excelentes.

Por ejemplo, las legumbres, necesarias por su aporte de proteínas, son alimentos de difícil digestión que pueden provocar problemas en tu maltrecho estómago.

Pues bien, mi consejo es que añadas abundante perejil fresco a tus platos con garbanzos o lentejas para contrarrestar los efectos de estas legumbres.

Lo mismo sucede con los platos de carne.

Los productos procedentes de animales pueden presentar digestiones complicadas debido a la presencia de grasas complejas que aumentan su tiempo de digestión.

Acompañar la carne de una buena cantidad de perejil se convertirá en una de las mejores formas de conseguir que estos deliciosos platos sean mucho menos indigestos.

Además podrás aprovechar sus propiedades para equilibrar al máximo tu dieta.

Tampoco dudes en añadir perejil fresco a tus platos de carne para mejorar aún más sus propiedades.

Otros usos del perejil

Pese a que el perejil se usa habitualmente en la cocina como un condimento, lo cierto es que existen otras muchas formas de servirte de esta planta que te serán de gran ayuda para tratar tus problemas de gastritis.

Un ejemplo de ello se encuentra en la infusión de perejil.

Esta bebida es ideal por contener todos los elementos saludables de la planta y, además, presentarse como un líquido de fácil digestión que siempre puedes tener a mano.

Para preparar la infusión debes calentar agua hasta su punto de ebullición, retirar de la fuente de calor y añadir perejil dejando que la planta repose durante unos 10 minutos.

Consume esta bebida frecuentemente y notarás una gran mejoría de tus problemas.

También puedes aprovecharte del perejil y de su sabor para introducir este condimento en tus jugos verdes, unos zumos que te ayudarán a mejorar notablemente tus niveles de salud digestiva.

Para ello te aconsejo tengas siempre a mano una buena cantidad de verduras y que seas original.

Sin embargo, si quieres una receta concreta, lo mejor que puedes hacer es mezclar en tu batidora hojas de lechuga, espinacas y perejil para crear una bebida que curará tus problemas de gastritis. 

Sin embargo...

Esto es MENOS del 2% de lo que necesitas hacer para curar tu gastritis de forma natural

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de gastritis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento... mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural...

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar la gastritis de forma natural

Saludos

María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *