¿Las Fresas Son Malas Para la Gastritis?

¿Las Fresas Son Malas Para la Gastritis?En este artículo te voy a mostrar las propiedades de las fresas y te diré si son malas para calmar la gastritis.

Pocas son las personas que son capaces de resistirse a unas fresas cuando la temporada de esta fruta se encuentra activa.

Estos pequeños frutos rojos poseen un sabor de lo más interesante y unas propiedades medicinales que las convierten en un buen recurso para tratar numerosas dolencias.

Sin embargo, si tu problema es la gastritis, es normal que tengas dudas a la hora de consumir fresas, ya que cualquier alimento puede convertirse en un peligro para una enfermedad íntimamente relacionada con la dieta.

Aquí voy a despejar esas dudas que tienes sobre las fresas para que sepas si puedes o no consumirlas teniendo gastritis.

Características de las fresas

Lo primero en lo que quiero detenerme es en analizar de cerca las propiedades nutricionales de este pequeño fruto rojo.

La fibra, como sucede con otras muchas frutas, es uno de los principales componentes de la fresa.

Además, se trata de una de las sustancias más aconsejables para disfrutar de una dieta saludable en lo que a digestión se refiere, ya que un alto consumo de fibra hará que los alimentos sean procesados en el interior del organismo con mayor rapidez y eficacia.

Otro aspecto de lo más interesante de la fresa es que contiene altas concentraciones de vitamina C.

Este antioxidante natural es muy necesario en tu cuerpo si lo que buscas es reparar rápidamente las zonas dañadas por diversas enfermedades.

Además, las dietas ricas en vitamina C han demostrado ser excelentes para prevenir distintos tipos de cáncer, algo que hace que el consumo de fresas sea muy atractivo.

Por otro lado, tampoco se puede olvidar que las fresas contienen grandes concentraciones de otras vitaminas, minerales y todo tipo de sustancias que han demostrado ser muy necesarias para mantener unos niveles de salud óptimos.

Por lo que siempre suele recomendarse su consumo para disponer de una dieta que sea capaz de proteger la salud.

Fresas para prevenir la gastritis

Ahora bien, puede suceder, como pasa con otros muchos alimentos, que la fresa no sea aconsejable para la gastritis aunque disponga de características beneficiosas para la salud.

Sin embargo, nada más lejos de la verdad, ya que las fresas han demostrado ser un alimento excelente tanto para tratar los síntomas de la gastritis como para prevenir su aparición.

Quiero compartir contigo lo que hace que las fresas sean capaces de prevenir los problemas relacionados con la gastritis.

Recientes estudios han demostrado que el consumo habitual de fresas activa las enzimas del propio organismo encargadas de eliminar agentes agresivos en la zona digestiva.

Así, el consumo de fresas puede ser la clave para evitar que la inflamación de la mucosa interna de tu estómago se convierta en todo un problema de salud.

Y es que es así como comienza la gastritis y como puede dar lugar a sus peores síntomas.

Un consumo adecuado de fresas hará que el propio organismo sea el encargado de evitar la inflamación y de impedir la aparición de bacterias como la H. Pylori.

Ambas situaciones son suficientes para que la gastritis comience a manifestarse de forma preocupante, por lo que no quiero que pierdas de vista los beneficios de las fresas en ningún momento.

Fresas para reparar los tejidos dañados

Pero las fresas poseen otras propiedades al margen de las que ya te he señalado.

Buena parte de sus beneficios para tu salud se encuentran en que disponen de una gran cantidad de vitamina C que tu organismo necesita.

Como sabrás, la vitamina C suele encontrarse en frutas y vegetales de elevado nivel ácido que no puedes consumir si padeces gastritis.

Así, es normal que a veces te cueste encontrar fuentes de vitamina C que sean compatibles con tu enfermedad.

Pues bien, el mejor recurso que tienes a tu alcance se encuentra en las fresas, ya que sus niveles de acidez son los adecuados para tu estómago.

Por otro lado la cantidad de vitamina C que te dará es algo que tienes que aprovechar sí o sí.

Ahora bien, ¿para qué quieres esa vitamina C que se encuentra en las fresas?

Piensa que los tejidos afectados por los ácidos estomacales no están en muchas ocasiones preparados para ello.

Por lo que se van desgastando con el paso del tiempo creando pequeñas heridas que pueden aumentar los dolores que tu enfermedad provoca.

El caso puede llegar a ser tan grave como la misma aparición de distintos tipos de cáncer, una situación que hay que evitar por todos los medios.

La vitamina C presente en las fresas es ideal para que tu organismo disponga de las herramientas adecuadas con las que poder reparar esas lesiones que los ácidos están provocando.

Además, a niveles generales de salud, la vitamina C siempre es necesaria en tu organismo por sus grandes propiedades antioxidantes.

Por lo que tienes que aprovechar el consumo de fresas para conseguirla.

Consejos de consumo

De igual forma que antes no sabías si las fresas eran aconsejables en caso de padecer gastritis puede que ahora te estés preguntando cuál es la forma correcta de consumir este alimento.

Lo primero que quiero decirte es que olvides el acompañar las fresas de sustancias que puedan arruinar sus grandes propiedades nutricionales.

Nada de combinar esta fruta con azúcar o productos similares, ya que así lo único que conseguirás es empeorar los síntomas de la gastritis.

Lo que sí puedes hacer es empezar a crear batidos que tenga a la fresa como protagonista en tu dieta para la gastritis.

Por ejemplo, una bebida hecha con una buena cantidad de fresas, leche de almendras y plátano resultará ideal para paliar los síntomas de la gastritis.

Además le dará a tu cuerpo una buena cantidad de sustancias perfectas para contrarrestar tu enfermedad.

No obstante, lo mejor que puedes hacer siempre es consumir las fresas frescas y sin nada más.

Te aconsejo elaborar una deliciosa ensalada de frutas en la que añadas trozos de pera, manzana y, por supuesto, muchas fresas.

Todos estos alimentos son aconsejables incluso para los peores casos de gastritis, por lo que al tomarlos te sentirás mejor y potenciará la acción de las fresas. 

Sin embargo...

Esto es MENOS del 2% de lo que necesitas hacer para curar tu gastritis de forma natural

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de gastritis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento... mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural...

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar la gastritis de forma natural

Saludos

María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *