Ensaladas Para la Gastritis

Ensaladas Para la GastritisEn este artículo te voy a mostrar las mejores ensaladas para la gastritis y cómo prepararlas.

La clave para tratar la gastritis se encuentra en los platos que pongas cada día sobre tu mesa.

En caso de hacerlo de forma correcta, algo en lo que quiero echarte una mano, conseguirás que tu estado de salud mejore notablemente.

De esta manera evitarás que los síntomas de la enfermedad vayan a más perjudicando seriamente tu estado de salud general.

Así, he decidido crear una serie de recetas de ensaladas que te serán de gran ayuda en tu dieta para la gastritis.

Además de las recetas mismas, quiero explicarte los motivos que las hacen aconsejables, todo para que recuperes la calidad de vida que la gastritis te ha quitado.

¿Por qué elegir las ensaladas?

Lo primero que hay que preguntarse es el motivo para basar tu alimentación en las ensaladas y pensar algunos detalles que podrían hacer que platos tan saludables como estos se convirtiesen en un problema para tu estómago.

En la mayor parte de los casos, las ensaladas se preparan íntegramente con vegetales crudos que no han sido procesados de forma alguna.

Esta es siempre la mejor opción para alimentarte, ya que con ello conseguirás que los nutrientes presentes en estos productos lleguen intactos a tu estómago impidiendo que se echen a perder.

No olvides que las verduras contienen muchas sustancias indicadas para mejorar el estado de salud de las personas que sufren gastritis.

Por lo que te interesa que lleguen intactas al interior de tu estómago.

Además, las ensaladas son muy fáciles de digerir siempre que no se aderecen con productos que arruinen sus propiedades.

Platos que contengan grandes cantidades de alimentos como la lechuga o las espinacas son muy ricos en agua.

Por lo tanto, el estómago no tiene que esforzarse demasiado para
aprovecharlos, una gran noticia para que la gastritis deje de ser un problema.

Una ensalada de zanahorias

Pocos ingredientes te van a hacer falta para preparar este plato.

Basta con que escojas unas buenas zanahorias y las acompañes con un repollo morado y un poco de lechuga picada.

La forma de preparar la ensalada en cuestión también es muy sencilla, ya que solamente tienes que trocear las zanahorias a tu gusto, picar el repollo morado y esparcir todo sobre una base de hojas de lechuga.

De esta manera crearás un plato lleno de sabor y con unas cualidades ideales para combatir los problemas relacionados con la gastritis.

Aconsejarte esta ensalada no es nada casual, ya que a mí me ha funcionado bastante bien para eliminar los peores síntomas de la gastritis.

Piensa que todos sus ingredientes poseen cualidades adecuadas para tratar esta enfermedad.

Por ejemplo, con la lechuga conseguirás minerales y vitaminas del grupo B mientras que el repollo es un vegetal que aporta gran cantidad de vitaminas y minerales.

¿Y qué aportan las zanahorias?

Pues una tremenda cantidad de fibra vegetal, algo ideal para absorber los ácidos de tu estómago y para compactar el bolo alimenticio.

Además aportan una serie de antioxidantes que necesitas para proteger los tejidos internos de tu aparato digestivo del daño provocado por los ácidos estomacales.

Ensalada de arroz

Las ensaladas no tienen que estar hechas en exclusiva por vegetales.

Al contrario, siempre es ideal añadir otros productos para convertir estos platos en fuentes de saludables propiedades que te ayuden a llevar una alimentación más sana y equilibrada.

Este es el caso de cereales integrales como el arroz, un alimento que es
perfecto para curar la gastritis y que puede aprovecharse para ser la base de una ensalada llena de sabor.

No olvides que el arroz es rico en fibra vegetal como todos los cereales
integrales y que, además, contiene una serie de minerales que te ayudarán a disfrutar de una salud digestiva óptima en todos los sentidos.

Por lo tanto, incluir el arroz en tu ensalada tiene que ser un objetivo de tu alimentación, y es que con ello disfrutarás de una salud perfecta.

Mi receta para la ensalada de arroz pasa por combinar unos 100 gramos de cualquier variedad integral de este alimento con unas hojas de lechuga y un poco de atún natural.

El atún es una fuente excelente de proteínas que puede ser asimilado por tu estómago sin correr el riesgo de padecer una digestión
demasiado pesada, todo ello además llenando de sabor tus platos.

Añade un poco de perejil y tendrás completo un plato cargado de saludables propiedades para tu organismo y, por supuesto, para tu estómago.

Ensalada de legumbres

Encontrar la forma de incluir las legumbres en tu dieta es esencial para que puedas recuperar buena parte de la salud que la gastritis te ha quitado.

Las legumbres son importantes por ser la mejor fuente de proteínas que tienes a tu alcance y por ser ricas también en minerales de todo tipo.

Así, mi consejo es que prepares una sencilla ensalada sirviéndote de alubias y garbanzos.

Puedes añadir 100 gramos de cada una de estas variedades y
acompañarlas con un poco de cebolla, lechuga picada en abundancia y una buena porción de perejil triturado.

Este plato te sentará realmente bien, es fácil de digerir y luchará de forma eficaz contra los peores síntomas de la gastritis, por lo que tiene que ser un recurso muy usado en tu cocina.

Precauciones a tener en cuenta

Como ya te he dicho, las ensaladas son un excelente recurso para crear una dieta saludable que elimine todos los síntomas de la gastritis.

Sin embargo, es fácil arruinar este tipo de plato si no se siguen algunos consejos.

Es especialmente importante elegir el aliño de la ensalada.

Por supuesto, tienes que olvidarte de los que venden ya preparados, ya que contienen sustancias que irritarán tu mucosa gástrica empeorando las condiciones de tu enfermedad.

Por el contrario, mi consejo es que te limites a aliñar tus platos con aceite de oliva y con vinagre de manzana, este último añadido con precaución.

Este aliño es una buena forma de dar sabor a las ensaladas que te he
recomendado añadiendo características saludables para tu estómago, y es que tanto el aceite de oliva como el vinagre de manzana son ideales para tu enfermedad. 

Exitos!

María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *