¿El Vino es Malo Para la Gastritis?

¿El Vino es Malo Para la Gastritis?En este artículo te voy a mostrar las propiedades del vino y te diré si es malo para calmar la gastritis.

Como regla general, ya sabes que si padeces gastritis no deberías consumir bebidas alcohólicas nunca.

Sin embargo, como sucede en muchas ocasiones, existe una pequeña excepción a esta regla que debe marcar profundamente tu dieta para la gastritis.

Esta excepción no es otra que la que marca el vino.

Y es que hay determinados estudios que han demostrado que el zumo de uva fermentado puede ser eficaz para prevenir algunos de los problemas más comunes que suelen acompañar a la gastritis siempre que el consumo se haga de forma responsable.

Por ello, aquí voy a mostrarte las cualidades del vino para que sepas cómo puede ayudarte.

Características del vino

Lo primero que debe quedarte claro es que el vino es una bebida alcohólica y que, por lo tanto, debe ser consumida de forma totalmente responsable y limitada.

Ahora bien, quiero compartir contigo mi experiencia con esta bebida, ya que me ha ayudado a superar algunos de los síntomas de la gastritis dándome un momento de relajación más que aconsejable.

Para empezar, el vino es fácil de digerir, por lo que no tienes que pensar que al consumirlo estarás poniendo en peligro a tu debilitado estómago.

Al contrario, este líquido resulta muy interesante en los casos en los que el aparato digestivo se encuentra débil, ya que puede liberar todas sus sustancias sin necesidad de provocar digestiones pesadas que arruinen sus saludables propiedades.

Por otro lado, el vino contiene una serie de propiedades nutricionales que no debes perder de vista de forma alguna.

Es especialmente interesante echar una ojeada a las vitaminas presentes en los vinos de calidad.

Por ejemplo, la presencia de la vitamina B12 es muy importante.

Esta sustancia además es necesaria para la salud del sistema digestivo, por lo que tiene que estar presente normalmente en tu dieta.

Tampoco quiero olvidarme de los minerales que se encuentran en el vino.

Especialmente el calcio y el hierro, dos sustancias especialmente valiosas para disfrutar de una dieta llena de calidad con la que puedas darle a tu organismo todo lo que éste necesita en su día a día.

Así, debe quedarte claro que el vino es un producto que, pese a no ser esencial, sí que resulta muy aconsejable para hacer que la alimentación sea más equilibrada y saludable incluso cuando se padecen los problemas relacionados con la gastritis.

El vino y la gastritis

Ahora bien, lo que a ti más te interesa es saber la relación que tiene el vino con los problemas ocasionados con la gastritis.

Como ya te comenté antes, tanto las vitaminas como los minerales presentes en esta bebida son excelentes para la dieta.

Además, contienen saludables propiedades para eliminar algunos de los peores síntomas de la gastritis.

Sin embargo, los beneficios que tiene el vino para las personas que como tú padecen gastritis tienen poco que ver con estas sustancias.

La realidad es que el beneficio que te aportará consumir de forma responsable vino se encuentra en su capacidad para eliminar del interior de tu estómago determinados microorganismos como la bacteria H. Pylori.

Esta es una bacteria que suele aprovechar la presencia de la gastritis para convertirse en toda una pesadilla.

Su desarrollo incontrolado puede llegar a provocar que una simple gastritis que curse con síntomas como la acidez o el reflujo se desarrolle hasta provocar daños tan graves como una úlcera e incluso cáncer en diversas zonas del aparato digestivo.

La acción antibacteriana del vino se debe a la presencia de diversos compuestos fenólicos en su composición.

La riqueza de muchas variedades de vino en este tipo de sustancia ha demostrado ser de lo más interesante para tratar los problemas causados por las bacterias citadas.

La evidencia resulta ya incuestionable.

Tanto en experimentos de laboratorio como en pacientes reales, el vino consigue reducir notablemente la presencia de estos microorganismos eliminando rápidamente muchos de los peores síntomas de la gastritis.

Además, reducir las posibilidades de padecer úlcera es algo ideal para ti, ya que esta es la principal complicación de la gastritis a largo plazo y una de las más peligrosas para tu salud en general.

¿Qué tipo de vino es mejor?

Es necesario también detenerse un poco para elegir el vino correcto, algo con lo que quiero echarte una mano.

En lo que se refiere a su composición y valor nutricional, la realidad es que prácticamente todos los vinos son muy parecidos por estar hechos con la misma materia prima.

Con los fenoles, la sustancia que más te interesa de todas las que forman parte del vino, sucede lo mismo.

Sin embargo, sí que quiero que mantengas alejados de tu mesa todas las variedades de vinos espumosos.

Pese a ser interesantes a nivel nutricional, las burbujas provocarán gases durante la digestión que no son nada aconsejables en los casos en los que se padece gastritis.

Así, el vino tinto, el blanco o el rosado son buenas opciones para disfrutar de esta bebida y de sus saludables propiedades sin tener que preocuparte por unos efectos secundarios que te harán poco bien.

Algunas precauciones

Eso sí, como llevo insistiéndote desde el principio, el vino es una bebida alcohólica y el alcohol es uno de los enemigos de tu estómago.

Esto se debe a que es capaz de irritar profundamente la mucosa que recubre el interior de tu estómago haciendo que los síntomas de la gastritis se agraven de forma considerable.

Mi consejo es que limites la ingesta de esta bebida a una copa diaria sin llegar nunca a exceder la cantidad que acabo de aconsejarte.

En el caso contrario notarás que los síntomas de tu enfermedad empeoran añadiendo un nuevo problema a la lista de los que ya te está creando la gastritis.

Por otro lado, consumir una copa de vino al día es aconsejable pero no suficiente para aliviar los problemas relacionados con la gastritis.

Para ello tienes que modificar tu alimentación añadiendo una serie de alimentos de origen vegetal que pueden serte de gran ayuda para hacer que tu estómago pueda sanar de una vez por todas de la gastritis. 

Sin embargo...

Esto es MENOS del 2% de lo que necesitas hacer para curar tu gastritis de forma natural

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de gastritis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento... mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural...

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar la gastritis de forma natural

Saludos

María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *