¿El Atún es Malo Para la Gastritis?

¿El Atún es Malo Para la Gastritis?En este artículo te voy a mostrar las propiedades del atún y te diré si es malo para tratar la gastritis. 

Si se padece gastritis, el momento de sentarse a la mesa puede ser siempre problemático, ya que es normal tener ciertas dudas sobre cuáles son los alimentos que se pueden consumir y cuáles los que no.

En el caso de tratarse de una carne o un pescado las dudas no hacen más que crecer.

Así, es normal que te estés preguntando si el atún es malo para la gastritis, y es que este pescado tiene unas cualidades muy especiales que no debes perder de vista.

Para que puedas despejar tus dudas voy a darte una serie de consejos que espero que te sean de gran ayuda.

Propiedades del atún

Como es evidente, no quiero que te fíes de mi palabra sin más, así que pretendo explicarte cuáles son las características de la carne de este pescado para que puedas entender por ti mismo si se trata de un alimento perjudicial o no para tu enfermedad.

El atún es uno de los productos con mayor concentración de proteínas que puedes encontrar.

Esta es su principal característica, y es que por cada 100 gramos de alimento que consumas 23 serán directamente proteínas que tu cuerpo aprovechará de un modo excelente.

¿El Atún es Malo Para la Gastritis?2Por otro lado, al tratarse de un pescado, los niveles de grasa del atún son realmente bajos.

Si se los compara con alimentos como la carne de ternera o la de cerdo, el atún demuestra no tener ningún problema en las dietas que deben tener poca presencia de materia grasa.

Sigue habiendo características positivas en el consumo de pescado al margen de las anteriores.

Por ejemplo, se trata de un alimento rico en vitaminas.

Especialmente las vitaminas del grupo B están muy presentes en la carne del atún.

Así que un consumo responsable de este alimento es ideal para cualquier persona que quiera llevar a cabo una dieta equilibrada que termine repercutiendo en un estado de salud más adecuado.

Por otro lado, la carne de atún que puedes consumir habitualmente es rica en minerales.

En concreto, el magnesio, el fósforo o el hierro están presentes en altas concentraciones en diversas partes del atún, algo que sin duda es perfecto para cualquier persona por tratarse de sustancias muy necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

El atún y la gastritis

Por si con las anteriores características del atún no te ha quedado clara la respuesta a tu pregunta te diré sencillamente que el atún es una magnífica opción para los casos de gastritis.

En mi opinión, el atún debería convertirse en uno de los recursos más usados de tu cocina, ya que sus características son difíciles de encontrar en otros alimentos que estén libres de diversos efectos secundarios relacionados con la gastritis.

Por ejemplo, las proteínas presentes en el atún te costarán mucho encontrarlas en otros productos.

Piensa que la principal fuente de proteínas que tienes a tu alcance se encuentra en las carnes de vaca o de cerdo, dos alimentos que tienen una composición mucho más grasa que la del atún.

La grasa debe ser evitada a toda costa en tu alimentación, y es que se trata de una sustancia pesada para la digestión que puede agravar bastante los síntomas de tu gastritis.

Al margen de lo anterior, que ya es suficiente para que empieces a confiar en el atún como un excelente alimento para aliviar tus problemas con la gastritis, existen otras ventajas.

Por ejemplo, las vitaminas del grupo B son muy importantes para mantener la salud digestiva de tu organismo, por lo que resultan esenciales en tu dieta para la gastritis.

De igual forma, muchos de los minerales que están presentes en la carne del atún resultan de lo más aconsejables para poder reducir sensaciones como la de acidez o reflujo, dos síntomas íntimamente relacionados con los problemas de gastritis.

¿Qué pasa con el atún en conserva?

Ahora bien, todo lo que te he contado anteriormente tiene que ver con el atún que puedes encontrar en cualquier pescadería en estado fresco.

Pero, ¿qué sucede con las latas de conserva de atún que tan comunes son?

En este caso hay que hacer algunas matizaciones, aunque también pueden ser un excelente recurso para potenciar tu alimentación.

¿El Atún es Malo Para la Gastritis?3Con lo que tienes que tener precaución con el atún en conserva no es con la misma carne del pescado, si no con los productos que se usen para acompañarla.

Evita por todos los medios las conservas de atún en aceite o con aditivos de sabor de cualquier clase, ya que se trata de sustancias que elevan el nivel de grasas de este pescado.

Además, son irritantes para la mucosa interna de tu estómago.

Así, lo que quiero decirte es que puedes consumir atún en conserva si lo eliges al natural, siendo este un adecuado recurso que puede servirte para preparar platos ideales con los que cuidarte si tienes gastritis.

Algunos consejos más

No quiero perder la oportunidad de darte una serie de consejos sobre las mejores formas de aprovechar la carne del atún, ya que una incorrecta preparación podría arruinar hasta la última de las propiedades de este saludable alimento.

Lo principal que debes tener en cuenta es que el atún no es un alimento que deba ser cocinado en exceso.

Las altas temperaturas echarán a perder buena parte de las sustancias que definen a este alimento y, además, lo dejarán muy seco, por lo que no te resultará nada agradable consumirlo.

Por ello, mi consejo es que si eliges el atún fresco intentes cocinarlo a la plancha dejando que su centro quede ligeramente crudo, ya que es como mejor se aprovechan sus propiedades.

El atún en conserva, siempre que no venga acompañado de grasas ni aditivos como ya te he dicho, es perfecto para tus ensaladas.

Incluir una lata de este producto con lechuga, espinacas o zanahorias es la mejor forma de aportar un extra de proteínas a los platos verdes que tan bien le sientan a tu gastritis.

Todo para que puedas olvidarte de una vez por todas de una enfermedad molesta y peligrosa. 

Sin embargo...

Esto es MENOS del 2% de lo que necesitas hacer para curar tu gastritis de forma natural

Con los consejos que te acabo de dar, solo estás atacando los síntomas de la enfermedad.

La clave está en atacar y eliminar todas las causas que originan el problema.

Y lo digo por experiencia, ya que yo padecí de gastritis.

Los dolores eran insoportables y no podía llevar una vida normal. Y la medicina no podía ayudarme.

Hasta que empecé a seguir un tratamiento natural.

Gracias a este tratamiento... mis dolores desaparecieron. Mi vida dio un giro de 180 grados y pude volver a ser la misma persona de antes.

Si quieres saber cómo aplicar tú mismo el mismo tratamiento natural...

Haz clic aquí para mostrarte cómo ponerlo en práctica y comienza a curar la gastritis de forma natural

Saludos

María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *