Dieta Blanda Para la Gastritis

Dieta Blanda Para la GastritisEn este artículo te voy a mostrar en qué consiste una dieta blanda para curar la gastritis.

La gastritis es una enfermedad que cada año se manifiesta en un mayor número de pacientes de todo el mundo.

Los malos hábitos en la alimentación, el estrés o el ritmo de vida de las grandes ciudades son las principales causas de la aparición de esta enfermedad y los molestos síntomas que la acompañan.

Pero no todo son malas noticias, porque la gastritis, a diferencia de otras patologías, se puede curar haciendo unos cambios en tu dieta diaria.

En esa línea, en el presente artículo te voy a hablar de los beneficios que tiene seguir una dieta blanda para combatir con éxito la gastritis y lograr que desaparezca en unos pocos días.

La dieta blanda, un tratamiento eficaz contra la gastritis

El tratamiento de la dieta blanda para la gastritis se ha demostrado eficaz en casi el 100% de las ocasiones.

Por lo tanto, si eres una de las personas que sufre esta enfermedad del aparato digestivo te interesa y mucho todo lo que te voy a contar a continuación.

Y es que la dieta blanda está especialmente diseñada para personas que padecen del estómago o que tienen un estómago delicado que no les permite comer alimentos de difícil digestión.

Las dos clases de dieta blanda

Se puede afirmar que existen dos clases de dieta blanda, aunque ni mucho menos son incompatibles entre ellas.

De hecho, lo ideal es combinar las dos clases para que la dieta sea más variada y rica en determinados nutrientes que te van a beneficiar si sufres gastritis.

La primera de las clases de dieta blanda consiste en consumir alimentos elaborados con métodos de preparación que faciliten la digestión de estos alimentos.

Podría ser el caso de determinados tipos de hervidos, o incluso de alimentos crudos como las ensaladas.

Esto favorece que los alimentos se digieran de una forma mucho más rápida por parte del estómago, lo que evita digestiones muy pesadas.

Por otra parte, la segunda de las clases de la dieta blanda para curar la gastritis, es la que emplea alimentos que prácticamente se digieren en la boca cuando masticamos.

De esta forma, cuando el bolo alimenticio llega al estómago, el proceso digestivo se encuentra ya en su parte final y el estómago no tiene que realizar ningún esfuerzo extra.

Alimentos recomendados en una dieta blanda

Una vez que ya conoces las dos clases de dieta blanda que existen, ha llegado el momento en que te indique los alimentos que podrás consumir en esta clase de dieta para la gastritis.

Lo bueno de esta dieta es que dentro del listado de alimentos que te voy a dar, puedes optar por consumir aquellos que más sean de tu agrado, ya que no existe ninguna obligación de comer determinadas cantidades de cada uno de ellos.

En definitiva, los alimentos que tienen que formar parte de tu dieta a partir de ahora si quieres curar la gastritis son los siguientes:

– El pan, preferiblemente tostado y con un poco de aceite de oliva
– El arroz blanco aderezado con un poco de tomate natural
– Diferentes clases de verduras y hortalizas, principalmente las de hoja verde como la escarola, el apio, las espinacas, la lechuga, el perejil y otras como el pimiento y la zanahoria
– Un gran número de frutas como la papaya, la piña, la pera, las fresas, las cerezas, la manzana y las frutas del bosque
– Tubérculos como las patatas y el boniato al horno o cocidos
– Carne de pollo o de pavo hervida o cocinada al horno
– Pescado blanco como la pescadilla, el lenguado, el rape o el rodaballo
– Leches vegetales como la de avena, almendra, arroz o coco
– Toda clase de infusiones
– Zumos de fruta y agua

Alimentos completamente prohibidos en una dieta blanda

Por supuesto, para poder seguir una dieta blanda perfectamente también es necesario conocer todos aquellos alimentos que están completamente prohibidos.

Los alimentos que forman este listado se caracterizan por ser de difícil digestión o porque son muy ricos en grasa.

De este modo, está completamente prohibido el consumo de los siguientes alimentos:

– Salsas y condimentos como mostaza, ketchup, vinagre, mayonesa o toda clase de salsas muy espesas o con nata
– Especias
– Bebidas alcohólicas
– Café
– Embutidos y carnes grasas
– Bebidas carbonatadas
– Alimentos picantes
– Comida precocinada o en lata
– Zumos ácidos de limón, naranja, pomelo o mandarina
– Chocolate y dulces industriales
– Mantequilla
– Comidas que se hayan preparado mediante la técnica de freír o rebozadas

Resumen sobre los alimentos a consumir

Como ya te habrás dado cuenta, forman parte de la dieta blanda contra la gastritis todos aquellos alimentos ricos en vitaminas, fibra, minerales y nutrientes en general que se caracterizan por ayudar a  acelerar la digestión, facilitar el proceso o reforzar el sistema inmune.

Por el contrario, son alimentos totalmente prohibidos para curar la gastritis con una dieta blanda, todos aquellos que son difíciles de digerir o que provocan la segregación excesiva de ácidos estomacales durante el proceso digestivo.

En definitiva, se trata de minimizar los síntomas de la gastritis y reforzar el sistema inmune para que haga frente a la enfermedad.

Igualmente, es de vital importancia reforzar las paredes del esófago y el estómago para que la quemazón provocada por los ácidos estomacales se reduzca al mínimo.

Conclusiones finales sobre la gastritis y la dieta blanda

La gastritis es una enfermedad que puede parecer sin importancia, pero que si no se ataja correctamente se puede transformar en crónico y desembocar en patologías más dañinas.

Por lo tanto, es fundamental seguir un tratamiento basado en una dieta blanda durante los primeros días en los que se manifiesta.

De esta forma, la gastritis afectará muy poco a tu sistema digestivo y en muy poco tiempo podrás volver a la normalidad.

Siempre que sigas los consejos de alimentación y las pautas que te he recomendado en este artículo y consumas los alimentos que forman parte de la dieta blanda, notarás una mejoría prácticamente inmediata y que la gastritis desaparece. 

Exitos!

María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *